domingo, 6 de abril de 2008

¿Desde cuándo la tortura es un arte?



Cuando escuché que la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla nombraba Académico de Honor al torero Curro Romero, una sensación de impotencia y dolor me invadió. ¿Qué arte ha desempeñado para merecer este reconocimiento? Se ha dedicado a salir a las plazas para maltratar, torturar y asesinar a miles de toros. Su jornada laboral acababa con sus manos llenas de sangre. El criterio de esta institución es peligroso, ¿a quién propondrán como miembro honorífico la próxima vez a un genocida nazi, a un torturador en la dictadura argentina, a un asesino a sueldo...? No os dejéis engañar, no se puede dignificar la tauromaquia, no es arte, no es cultura, es crueldad y sadismo.

1 comentario:

Cristian dijo...

Estoy en total acuerdo!!! Basta de crueldad, empezamos por los pobres animales y despues seguimos con nuestros projimos!!! BASTA